Peugeot 308 SW


Con el Salón de Ginebra puesto en el horizonte, Peugeot nos ha ampliado los detalles del Peugeot 308 SW que avanzó el pasado mes de enero. La nueva versión familiar de la berlina francesa llegará esta próxima primavera, y lo hará con una línea exterior fluida, con cotas de compacto grande y con un interior basado en el ya conocido Peugeot i-Cockpit, con una elegancia y sencillez jamas vistas en la marca del león

Bajo el capó podrá albergar tres versiones de motorización diésel BlueHDi, con potencias que van desde los económicos 100 hasta los  deportivos 150 CV, y gasolinas PureTech entre 130 y 150 CV, todos ellos cumplirán ya con la normativa Euro 6.

Estos motores según la marca son “totalmente inéditos”. En el caso de los diésel, el 1.6 BlueHDi de 100 CV irá asociado a una caja manual de cinco velocidades, el 1.6 BlueHDi de 120 CV llevará una de seis, y el 2.0 BlueHDi de 150 CV y 370 Nm podrá montar caja manual o automática AISIN de seis relaciones según nuestras necesidades.

Han pasado los años desde que en 1969 la firma parisina lanzara el Peugeot 304 Break, que fue su primer familiar compacto. Hoy el Peugeot 308 SW crece en dimensiones respecto de la berlina 308 aunque mantiene como siempre la identidad de la gama 308.

Con 4.585 mm de longitud, 2730 mm de batalla, 1.804 mm de anchura y 1.471 mm de altura, el SW resulta mayor que el 308 en distancia entre ejes (crece 11 cm) y en voladizo posterior (+ 22 cm). Su diámetro de giro es de 11,2 metros entre bordillos, 20 cm menos que en su predecesor. Con estas medidas se convierte en uno de los automóviles familiares de mayor tamaño.

Todas estas cifras nos llevan a un aumento de la capacidad del maletero: 556 litros y 54 adicionales bajo el piso, que crecen hasta los 1.606 litros abatiendo los asientos traseros. Suficiente espació para transportar hasta un tabla de surf.

Visto desde fuera, el Peugeot 308 SW da una sensación de compacto familiar muy alargado y estable. El frontal reproduce la misma parrilla cromada o los 31 ledes por faro que encontramos en la berlina, pero el resto de la carrocería da pie a un break en el que destacan las líneas suaves remarcadas con embellecedores cromados alrededor de todas las superficies acristaladas.

Tal y como ocurre en el Peugeot 308, el 308 SW ha ido perdido kilos por el camino, 140 kg nada más y nada menos, en parte por el uso de la nueva plataforma modular, que supone un ahorro de 27 kg por el uso de aceros de muy alto límite de elasticidad, aluminio y otros compuestos, 10 kg en los procesos de ensamblado, con el uso de soldadura láser e hidro-formación, y 33 kg por el uso de módulos aligerados y dimensiones adaptadas a cada versión en función de la potencia del motor.

El resto del ahorro de masa, 70 kg restantes, viene dado por el uso de materiales más ligeros. Como puede ser, el portón trasero, de termoplástico, lo que supone un ahorro de 4 kg sobre el uso de un portón de acero de toda la vida.

Esta reducción de masa y el reposicionamiento de elementos en el Peugeot 308 SW, sumados a la reducción de las cotas de altura, permiten que el centro de gravedad del vehículo haya quedado rebajado 20 mm.

En el interior del Peugeot 308 SW descubrimos un espacio basado en el Peugeot i-Cockpit que ya conocíamos. Sigue siendo válida la descripción habitual: volante compacto, panel de instrumentación sobreelevado, pantalla táctil (9,7 pulgadas) y una consola central elevada y despejada. Hereda de su predecesor el techo panorámico de cristal, que proporción una claridad en el interior muy importante.

El break compacto presenta luz de instrumentación ambiental que cambia de color en función de la potencia entregada, el régimen del turbo o la aceleración (tanto longitudinal como transversal). Además, cuenta con la conectividad que depende de Peugeot Connect Apps.

En el apartado de tecnologías y sistemas de seguridad, cuenta con elementos como el Driver Assistance Pack, que comprende regulador de velocidad activo, alerta de colisión, frenada automática de emergencia; el Park Assist, con control de ángulo muerto y cámara de visión trasera; o el Driver Sport Pack, que permite modificar parámetros de la dirección asistida, la cartografía del pedal del acelerador o la caja de cambios si esta es automática.

En Peugeot han puesto especial cuidado en los acabados del maletero, cuya superficie máxima de carga supera los 1,06 metros de anchura, a la altura de la banqueta, y los 1,07 metros de longitud hasta la misma, con laterales rectilíneos y un mínimo peso por parte de los pasos de rueda. Además, la altura entre el umbral de carga y el piso del maletero se ha rebajado hasta quedar en 33 mm.

Como podemos imaginar el peugeot 308SW será un coche al que tener en cuenta ya que combina muchas cosas buenas, espacio, potencia, sencillez, calidad... Seguramente estamos delante de un superventas en su categoría. Aquí os podreis informar un poco más sobre el Peugeot 308 SW





Comentarios

Entradas populares de este blog

Ficha Técnica Audi A1 1.4 TFSI 185 CV Ambition S.

Corvette Stingray 1967 una joya sobre ruedas.

Alfombrillas personalizadas para el coche hasta el ultimo detalle