Porsche Macan


El Macan es el próximo nuevo todoterreno de Porsche que, por tamaño, se sitúa por debajo del Cayenne. Con una longitud de 4,68 metros de longitud. Es una alternativa a modelos que ya llevan un tiempo en el mercado como el Audi Q5, el BMW X3 o el Mercedes-Benz GLK. 

Está disponible con un motor Diesel de 258 caballos, uno de gasolina de 340 caballos y uno, también de gasolina, de 400 caballos, que es la variante más deportiva de los 3. En general, el Porsche Macan es un modelo que puede resultar muy satisfactorio para quien busque buena calidad de acabados, buena respuesta al acelerador y, sobre todo, unas reacciones ágiles y seguras en carretera. De todos los todoterrenos disponibles en la actualidad, posiblemente el Porsche Macan sea el más ágil y el más apropiado para disfrutar de la conducción en curvas, como no Porsche siempre hace un alarde de prestaciones dedicadas a la velocidad. Aunque no se vaya a practicar una conducción de este tipo, el Macan también resulta satisfactorio porque es suave, silencioso y transmite una gran sensación de seguridad y control.

El Porsche Macan no es un todoterreno amplio para sus dimensiones exteriores. En las plazas traseras el espacio es suficiente para personas de hasta 1,80 m de estatura y la anchura es insuficiente para que tres personas viajen con comodidad. El volumen del maletero es 500 litros. Es una capacidad algo menor que la de un Audi Q5 (540 litros) o un BMW X3 (550 litros) y mayor que la de un Mercedes-Benz GLK (450 litros).

El motor de gasolina menos potente corresponde a la versión Macan S (340 CV), tiene 3,0 litros de cilindrada, seis cilindros en V y está sobrealimentado mediante dos turbocompresores. Acelera de 0 a 100 km/h en 5,4 segundos (5,2 con el paquete opcional «Sport Chrono») y alcanza 254 km/h de velocidad máxima.

La versión más potente de gasolina Macan Turbo  (400 CV) tiene un motor de seis cilindros en V, 3,6 litros de cilindrada y también está sobrealimentado mediante dos turbocompresores. Acelera de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos (4,6 con el paquete opcional «Sport Chrono») y alcanza 266 km/h.

Por su parte, la versión Diesel, que corresponde a la versión Macan S Diesel  (258 CV) tiene un motor de seis cilindros en V de 3,0 litros y está sobrealimentado mediante un turbocompresor. Acelera de 0 a 100 km/h en 6,3 segundos (6,1 con el paquete opcional «Sport Chrono») y alcanza 230 km/h.

Todos los Macan están asociados a una caja de cambios automática de doble embrague PDK de siete velocidades y tienen tracción total mediante un embrague multidisco controlado electrónicamente. De manera opcional se puede optar por el sistema PTV Plus, que distribuye el par motor entre las ruedas traseras de manera independiente.

El Macan puede tener elementos de equipamiento como un sistema de mantenimiento de carril, asientos delanteros calefactados y ventilados, control de descenso de pendientes, un mando que activa el modo Off-Road (funciona entre 0 y 80 km/h adaptando las revoluciones del motor, el cambio y el sistema de tracción), levas de cambio tras el volante, etc... También se puede pedir una suspensión neumática, el sistema PTV Plus, un sistema de luces de carretera dinámicas (PDLS Plus) que adaptan el haz de luz de manera continua o un sistema de escape deportivo de acero inoxidable cromado. Las llantas de aleación pueden ser de hasta 21 pulgadas de diámetro y los frenos de fundición de hierro o cerámicos.

Si se valora la habitabilidad, lo mejor es prescindir del techo solar. Este elemento reduce la altura en unos cinco centímetros, tanto en las plazas anteriores como en las posteriores. Esa reducción de altura puede ser definitiva para personas que están por encima de 1,85 o 1,90 metros de estatura.

El Porsche Macan está recubierto por dentro con materiales de gran calidad. Por materiales y ajuste entre piezas, se parece a otros modelos de Porsche, como por ejemplo el Panamera. Es difícil encontrar deficiencias de acabado y todo parece bien construido.

El Macan también comparte con el Panamera la distribución de los mandos en la consola central. Porsche, a diferencia de otros fabricantes que aglutinan muchas funciones en un mando central, utiliza gran número de botones a ambos lados de la consola central, cada uno para accionar una función. Estos botones no siempre se encuentran con facilidad, y en ocasiones, hay que retirar la vista de la carretera para manejarlos.

Como en el Cayanne, Porsche vuelve a sacar otro coche muy bien acabado, con buenos motores y a precios razonables para la categoría del coche del que hablamos. El Macan será un claro competidor contra sus rivales ya que los acabados de Porsche siempre son de una excelente calidad.

Os dejamos el link de la pagina oficial para que ampliéis la información y si el dinero os lo permite quien dice que no a este gran coche. Porsche Macan




Comentarios

Entradas populares de este blog

Corvette Stingray 1967 una joya sobre ruedas.

Ficha Técnica Audi A1 1.4 TFSI 185 CV Ambition S.

Alfombrillas personalizadas para el coche hasta el ultimo detalle