Corvette Stingray 1967 una joya sobre ruedas.

Hoy en nuestro blog de motor os traemos una joya, un coche que marco el inicio de una saga, la de Sting Ray el Chevrolet Corvette C2 de (1963 - 1967). El 26 de septiembre de 1962 nació el Chevrolet Corvette C2 segundo de su generación pero el primero en usar el apodo Sting Ray, en honor al concept car del cual se inspiro. El Corvette C2 gozaba por primera vez de una plataforma propia y suspensión trasera independiente. Esta segunda generación solo estuvo disponible lamentablemente entre los años 1963 y 1967.


Esta segunda generación vino cargada de novedades. Gracias a la experiencia adquirida por Zora Ankus-Duntov en competición el nuevo C2 sufrió una profunda renovación mecánica partiendo desde cero. Para empezar el Corvette C2 dejó de usar una plataforma de sedan modificada para disponer de su propia arquitectura. La posición de los ocupantes y el centro de gravedad eran mas bajos e introducieron por primera vez una suspensión trasera independiente multibrazo con ballesta transversal. Este tipo de suspensión se ha seguido usando en el Corvette hasta el día de hoy, con lo cual podríamos decir que es el padre de todos los Corvette. Con estos cambios estructurales el Corvette daba mejores sensaciones en su manejo. Se convirtió en un deportivo de primera clase.


Una de las grandes novedades fue ofrecer al Corvette en carrocería coupe ademas de la habitual descapotable. La carrocería coupe hizo que las ventas del Corvette se duplicasen al convertirse en un vehículo mucho más practico. La nueva carrocería introducía por primera vez el acceso al maletero solo desde el interior.  Por otra parte la versión descapotable fue introducida tiempo después viendo los buenos resultados de la generación anterior. 

El Corvette C2 media 4.450 mm de largo, 1.770 mm de ancho y 1.260 mm de alto. En el interior el acceso a las plazas era mas cómodo, ya que el marco de la puerta se expandía por la parte superior y cubría parte del techo. El asiento del conductor era regulable en altura. El reparto de pesos era casi casi perfecto: 49:51, para el eje delantero y trasero respectivamente, algo que se podia notar y de que manera a la hora de conducirlo.

Tanto el motor como las transmisiones que se usaron para el C2 eran las mismas que en la generación anterior. El motor era el ya conocido V8 “Small Block” que según versiones ofrecía potencias de entre: 250 CV y 360 CV. Estos fueron evolucionando hasta dar con una potencia máxima de hasta 375 CV nada mal para un coche de 1382kg pero fue en 1965 cuando la locura se desato y llego el “Big block” un enorme motor de 6.5 litros que hacia uso de carburadores en lugar de inyección y daba la friolera de 425 CV. Denominado "Turbo Jet", este motor ofrecía 425 CV a 5.600 rpm y 563 Nm de par motor. Para poder disfrutar de este deportivo y no de las estaciones de servicio como extra ofrecían un deposito de combustible adicional, algo muy curioso y poco habitual.

El Corvette C2 era todo un deportivo americano. Las lineas poco a poco eran mas cuadradas y musculosas, la estructura es puramente deportiva creada a partir de las experiencias en competición de Duntov, y el motor que mayor potencia que ofrecía  425 CV. En 1967 finalizó su corta vida dando pasa a la tercera generación de Corvette y la segunda del Stingray, el Corvette C3.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Alfombrillas personalizadas para el coche hasta el ultimo detalle

Ficha Técnica Audi A1 1.4 TFSI 185 CV Ambition S.